Entrevista a Manolo Rios - 'Cajirón' espera la muerte con humor

lunes, 6 de junio de 2011

Manuel Ríos, que lleva la misma indumentaria desde hace veinte años, tiene guardado 6.000 euros para que le instalen una carpa para celebrar su velatorio, donde debe haber mucho vino y mucha alegría


No es un loco ni nada que se le parezca. Manuel Ríos, conocido por todos como 'Cajirón', simplemente viste como le da la gana, aunque desde hace veinte años lleva la misma indumentaria. Su aspecto parece para muchos el de un payaso, especialmente para los niños, otros ya están acostumbrados, y otros siguen riéndose cuando lo ven.

Cuenta que cuando era joven casadero, fue la primera persona en Ayamonte que vistió una gabardina. "Mi madre me la compró fiá, pero la tuve", dice riéndose. Con los años se cansó de ir tan guapo, y cuando se jubiló, decidió que los lunares y un sombrero serían desde entonces parte de su vestuario.

Nada tiene que ver con su mujer, Francisca Franco, con quien ha celebrado ya las bodas de oro. Todo parte desde el respeto en los gustos a la hora de vestir, "a mí me da igual, aunque prefiero no ir con él a la calle porque no me gusta cómo va", dice ella con tono de conformista.

Su aspecto no es sólo lo que le caracteriza, en Ayamonte es conocido por que hace varios años celebró su entierro. Se le metió en la cabeza coincidiendo con la época de Carnaval, que tenía que comprarse un ataúd para idearse un disfraz.

'Cajirón' se desplazó hasta la población de Baena, en Córdoba, a una casa que fabrica los féretros y le dijeron que no vendían a particulares, "además costaba muy caro; me pedían más de 500 euros, y me dijeron que en Villa Real de Santo Antonio, aquí en la vecina Portugal, lo vendían más barato. Fui y lo compré por poco más de 300 euros", recuerda 'Cajirón'.

Lo ató a la baca de su coche y cuando su mujer lo vio llegar con el féretro, dice que se fue a casa de una hija y "tardé en volver un mes y medio..., y porque él me pidió que viniera".


A pesar de la prisa que se dio en comprarlo, los carnavales ya habían pasado y pensó que ya que lo tenía comprado haría un simulacro de su entierro. Y así fue, unos días antes llamó a sus amigos y comentó cómo quería que fuera, compró vino en cantidad y dos jamones "con las patas teñidas de negro para que pareciera bueno", y llamó a una maquilladora para que le diera el "último retoque". La mujer, al enterarse, se fue a Sevilla, no quiso presenciarlo. Fue todo un espectáculo, el cadáver se veló en un garaje de su casa y después lo llevaron a hombro hasta la iglesia colocando el ataúd en la puerta, de allí lo llevaron al cementerio y les dijo que "en el primer hueco que veáis me metéis".

Un amigo suyo que no se había enterado del simulacro, se encontró en su casa con él dentro y comenzó a llorar, otro amigo le dijo a 'Cajirón' que se incorporara para que éste viera que era una broma, "y cuando me senté y le dije que era mentira, casi se muere él".

Este es un ejemplo más de que la realidad siempre supera la ficción. Así es como él quiere su entierro, el ataúd lo conserva en su casa y tiene hecha la lápida con el epitafio, sólo falta la fecha de su muerte.

En unos días, el ayamontino 'Cajirón' ha quedado con los amigos para explicarle como quieren que celebre su entierro. "Tengo reunido 6.000 euros para que pongan una carpa y me lleven allí para el velatorio, mucho vino y mucha alegría, que cuando me meta en el agujero eso sí que estará triste" , dice con toda la naturalidad. Aunque eso sí, añade que le gustaría morirse un sábado por la madrugada para que la gente pueda estar en la carpa, "y si me muero entre semana, que me congelen", afirma riéndose.

Lo cuenta todo con verdadero convencimiento mientras su mujer escucha diciendo, que "todo está acordado; yo me quedaré aquí porque aunque así sea su voluntad, no voy a participar en esa historia".

'Cajirón' no tiene miedo a la muerte, aunque como dice Francisca, "cuando tiene alguna dolencia en seguida va al médico", pero él asegura que mientras viva quiere tener calidad de vida. Mientras ésta pasa, a sus 74 años se dedica a vender cal blanca y carbón negro como así anuncia un cartel colgado en la puerta de su casa






VIDEO MUSICAL DE KIKO VENENO DONDE SALE EL CAJIRÓN

Zapatero, me tienes verdaderamente jodio

martes, 1 de febrero de 2011