Karma

lunes, 15 de noviembre de 2010


A veces hasta las mejores personas toman decisiones precipitadas: malas decisiones, decisiones de las que somos conscientes de que nos arrepentiremos a la mañana siguiente; bueno, tal vez no del todo, porque por lo menos nos hemos lanzado, pero aún así, algo en nuestro interior nos anima a hacer una locura que sabemos que se dará la vuelta y nos morderá el culo, pero la hacemos de todos modos. Lo que quiero decir es que recogemos lo que hemos sembrado, nos devuelven nuestros actos, es el karma y lo mires por donde lo mires... es un asco.

De una forma u otra nuestro karma nos ayudará a enfrentarnos a nosotros mismos, podemos mirar al karma a los ojos o esperar a que nos ataque por la espalda. De un modo u otro nuestro karma acaba encontrándonos.

Por mucho que lo intentemos no podemos escapar de nuestro karma, nos persigue hasta casa. En realidad no podemos quejarnos de nuestro karma, no es injusto, no es inesperado... solo iguala la balanza, incluso cuando estamos a punto de hacer algo el karma siente tentaciones de mordernos el culo, aunque nos de igual, lo hacemos de todos modos.

4 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

Creo que lo importante es arriesgar, porque bien dice el dicho: quien no arriesga no gana

Txus Oria dijo...

como diria el sombrita (personaje radiofonico de Cebrían) "tienes mas razon que un santo"

Anónimo dijo...

soy un inculto: cebrian??.

Txus Oria dijo...

no tienes porque ser un inculto/a por no conocer a cebrian
te dejo el link de la que fue su web, ya que lamentablemente cebrian murio hace unos años.
http://www.juanantoniocebrian.com